Anhelos de amor

La ilusión de una boda

Paty cursaba la preparatoria en Acayucán, Veracruz. Le habían encargado una tarea de historia en equipo, por eso estaba esperando a sus compañeros afuera del palacio municipal. Un hombre se acercó a ella, dijo que se llamaba Pedro y que era de Puebla. Le invitó un helado y Paty aceptó porque le pareció que se trataba de una buena persona.

Después de ese primer encuentro, Pedro la cortejó por teléfono. Luego la invitó a su casa en Puebla por su cumpleaños e intentó retenerla allí, pero la joven regresó a su ciudad. Una semana después, Pedro se presentó con la madre y el padrastro de la joven para proponerle matrimonio a Paty, quien aún era menor de edad.

biblioteca

Así, Paty se fue a vivir con Pedro para comenzar los preparativos de su boda. Él le dijo que para reunir el dinero pronto ella debía trabajar como “acompañante”. La joven no entendía realmente de que se trataba el trabajo y aceptó. Días después, bajo engaños, fue trasladada a la Ciudad de México para ser explotada sexualmente en La Merced.

Paty fue rescatada en un operativo en el que fueron detenidos Pedro y otros tratantes en el Hotel Universo. Durante su declaración, su madre se presentó e intentó disuadirla de presentar cargos contra él. Como la familia de Paty, muchos familiares de las víctimas son engañados o comprados por los tratantes. Sin embargo, Paty continuó con su denuncia.

paty_feliz
manos_carcel

Cerrar un círculo

Justicia restaurativa

Hace unos años, Paty comenzó un proceso único en México de justicia restaurativa. Después de años de apoyo psicológico tanto para ella como para su victimario, se reunieron mientras él cumplía su sentencia en la cárcel. En esa reunión, Pedro, sin excusas, le pidió perdón. “He cerrado un círculo” nos dijo Paty al terminar ese encuentro.

paty_ultima

El sueño de proteger

La vida como superviviente

Paty está a punto de concluir la Licenciatura en Derecho pues uno de sus grandes sueños es ser defensora legal de víctimas de trata. Además, la superviviente participa activamente con Sintrata A.C., una organización de jóvenes para jóvenes que se dedica a prevenir sobre este delito. Ha compartido su historia con la determinación de que informar ayuda a salvar vidas.

YO QUIERO AYUDAR